1 - El grosor de la puerta debe ser de mínimo 3.8 cm, si no se tiene este grosor, no se puede abrir la caja necesaria para incrustar la cerradura.


2 - Conocer el peinaso o profundidad de la puerta, que es la distancia que hay desde donde inicia la puerta hasta donde se subdivide.


3 - En el caso de cambio de cerradura, la distancia entre el centro de la manija y el centro del cilindro debe ser de 8.5 cm, de lo contrario se hacen perforaciones adicionales que se tienen que cubrir y maquillar.


4 - Para las puertas metálicas de una sola lamina, la instalación se hace adecuando una caja también metálica que recubra la cerradura y la proteja.

All rights reserved - MHA Colombia | Design by websites.net